15.8.19

Poesía

La poesía es un cántaro de agua,
-nada prístino-
de aguas sombrías o espesas,
con hormigas o mosquitos flotando,
con podridas flores
demolidos sueños,
frágiles castillos de naipes
que nunca fueron castillos
tampoco naipes
solo sueños  que quedaron como sueños,
un cántaro de licores abandonados
con los que nunca se brindó
ni en Las bodas de Caná
ni en el altar de los crédulos.
La poesía es un cántaro de agua
que simula la vida,
un cántaro del que fluyen amores
dolores de parto y fetos muertos,
a veces se atesoran siglos de ciencia
o la alquimia de versos endecasílabos,
alejandrinos o libres,
una mirada particular de ver la vida,
de atrapar la emoción de la lágrima,
la copia feliz e infeliz del amor,
una manera de llorar en palabras,
y de transformar las palabras
en un canto universal de pájaros.


No hay comentarios.: