19.9.16

Estrella

Anclamos una estrella en el cielo,
un farol pestañando para el futuro,
para cuando estuviéramos distantes, cada cual en su camino,
pero para no olvidarnos,
porque algo fuimos,
una sola sombra,
una sola mancha en la pared,
un solo respiro
para un adiós abrupto y lapidario,
como un hachazo,
como una muerte intempestiva,
porque hay amores así,
destinados a morir violentamente,
para nunca más volver,
para nunca más tocar
para nunca más mirar,
ni siquiera los rastrojos,
ni siquiera las migajas
de lo que alguna vez llamamos amor.

17.7.16

La vida diaria

Avanzo con los pasos necesarios
para seguir viviendo,
los rayos del sol de invierno
no me aseguran su tibieza.

Camino y los ruidos
son parte de la angustia,
los perros vecinos son sus herederos
y asustados ladran.

La vida vaga por las calles,
el aire aún nos acompaña,
tengo sed de una viga que me apañe, mientras arrastro la carga.

Hay lineas de expresión amargas,
la soledad nos mira de frente,
la búsqueda es decisión
hay ansiedad de esperanza.

Obra del pintor chileno Gonzalo Cienfuegos

18.6.16

Acordes


Escucho los acordes de la lluvia sobre el tejado;
un perro ladra una canción desesperada, el viento sopla y yo pienso en los suicidas, aquellas almas que se derrumban y se cansan, de todo se cansan en un día lluvioso de Abril, en mitad de una fría noche de 2016.



Obra de Pierre-Auguste Renoir

6.3.16

Corazón oscuro

Con el corazón oscuro
apenas luces
apenas soles,
fui por un túnel sorteando las miserias, arrastrando candados
grilletes y cadenas,
buscando amaneceres para entibiar el alma,
aguardando un mesías,
una antorcha,
una esperanza,
una forma de naufragar junto a un madero,
una lámpara mágica,
un Aladino,
un ángel,
un dios benevolente
que gentilmente rescatara,
mi corazón sumido en las tinieblas.

Obra de la artista plástica Mia Mälikä

7.2.16

Adiós definitivo

Cuando muere un pintor las paredes se tornan tristes y yo tambiėn.
Seguramente irá con sus colores camino a la eternidad y sus pinceles dejarán huellas en el cielo. Cuando muere un pintor algo hemos perdido y algo hemos ganado.

Obra del pintor chileno Santos Guerra



3.1.16

Sueño en agua

                     

No sé nadar,

pero en mis sueños soy,

una espléndida sirena,

una Esther Williams

que fluye como parte del agua,

ingrávida y aterciopelada,

como un barquito de papel,

feliz y soberana,

tan asombrada al despertar

que confundo la fantasía con la realidad.


Obra de Joaquín Sorolla

7.7.15

Tiempos difíciles

Una canción, simplemente,
puede remover las lóbregas aguas
de tiempos difíciles,
cuando la vida es un tumulto
de trastornadas emociones,
cuando caemos a una zanja,
y quedamos cautivos, sin escape,
como si fuéramos esclavos,
encadenados a nuestros miedos,
confinados
en una sórdida mazmorra,
sin garantías,
sin salida,
desesperados como condenados a muerte,
despojados de toda esperanza,
hambrientos de luz y de abrazos,
heridos en nuestra libertad,
sumidos profundamente
en un camino sin retorno.

Pero la vida nos ofrece
causes inesperados,
puertas entornadas
por donde evadir la tristeza
un paisaje posible
por donde arrancar de la nada
por donde circular sin miedo,
más livianos,
más volátiles que un globo etéreo.

Pintura de Salvador Dalí

29.5.15

Mundo

A veces el mundo se reduce
a una ventana cuadrada,
o rectangular,
a un paisaje sucio,
sin aliento,
a una bandada de pájaros
que danzan al unísono,
a un devenir de árboles
que se mecen con tristeza,
hojas moribundas,
silencios interrumpidos
por un rumor de autos,
sirenas y bocinas,
algo así como una nada
que no conduce a nada,
solo a un vacío insostenible.

7.2.15

He gastado zapatos

He gastado zapatos
por las calles de mi barrio,
allí quedaron abrazos,
racimos de besos,
hojas demolidas,
piedras aceradas;
cayeron lágrimas,
rumor de perros,
y lastimeros gatos;
faroles tristes
y una luna desmesurada
iluminaron pasiones
cobijadas en sus plazas,
y un morral de dolores
adherido a mi espalda
dejó mi corazón siniestrado
y mi alma apenas
levemente esperanzada.


Obra del pintor chileno Gonzalo Cienfuegos

31.8.14

La duda

Yo no sé si alguna vez me amó
pero sentí la inquisición en su mirada,
como pidiendo permiso,
como indagando una señal,
pero fui una pétrea amortajada
una esfinge sin respuesta,
por temor armé atalayas,
tomé distancias
y me fui deslizando
con mis miedos hacia afuera,
como tímida novicia,
con mi máscara de indiferencia,
lejana, casi ausente,
mintiéndole a mi joven corazón,
cerrando las puertas a ese algo,
a ese algo parecido al amor.


Pintura de Gonzalo Cienfuegos, chileno.

26.7.14

Amores inconfesados

Mås de alguno que amé no me amó
como yo no amé a más de alguno que me amó.

Los amores brotan como los árboles.

Hay un rumor de dolores inconfesables,
corazones temblorosos de tanto anhelo,
un poema furtivo,
un relámpago que aplasta,
un silencio forzado,
más de alguna lágrima.

A veces pasa un ángel
que alivia nuestra pena,
provisoriamente,
a veces un cometa.

Pero los amores inconfesados
se arrastran por las calles,
suben escaleras,
bajan ascensores,
merodean por las plazas
como nuestra sombra,
vadean por senderos
con el peso de ese amor,
sin luna y sin estrellas,
desesperados y sin respuestas,
sin nada que esperar,
solo silencio.


 Pintura del artista Ernest Descals

2.7.14

Nostalgias


Se puede padecer de nostalgias,
de añoranzas reunidas,
tantos sueños
de los que algunos fueron luz;
otros,
tinieblas arrastradas
por el viento feroz del desencanto,
desesperado intento por rescatarlos
por si no hubiera más tiempo
por si no hubiera más vida,
una forma segura
de no naufragar en la desesperanza.

Equivocados o no
tejimos sueños
para sostener un futuro,
para asfaltar un anhelado devenir,
un puente entre hoy y mañana,
un atajo, un sendero,
por donde desfilar sin riesgos,

sin desvelos, 

sin angustias,

sin la espada pertináz

de un mundo incierto.


Pintura de Salvador Dalí

7.5.14

Un día lánguido

Hoy es un día lánguido,
lánguido el paisaje,
los recuerdos,
la mirada,
la pasión,
mi gato lánguido,
lánguida la cama,
la pared,
el baúl,
la espesura de la tarde, lánguida,
la tristeza,
la añoranza,
el retrato de la infancia, lánguido,
el sollozo del violín,
la canción,
el herido corazón
una vez más, lánguido.

3.5.14

Pan de cada día

Nuestro pan de cada día
sabe a esfuerzo
y a sudor goteado
a servidumbre indeseada
a estrellas
a veces a infierno
como una suerte de azahar
como premio o castigo
como ángeles de azulado plumaje
o como siniestros demonios
o tibia luz,
una forma de alimento insípido
cada día, cada instante,
una suerte de jornal esclavizado,
un mendrugo de vida
que a veces sabe a miel,
a veces a amarga victoria
desde la cuna a la tumba,
con ingredientes simbólicos
para apaciguar el hambre,
para apaciguar la ausencia
que nos deja sin respiro,
que nos deja sin aliento.

9.3.14

Mi aldea

Mi aldea está vacía
hay un paisaje desolado
por donde nadie camina.
Un río atraviesa mi corazón para darle vida,
algunos árboles hablan de mis contados amores,
un cielo celeste para mis ojos,
algunos påjaros,
una nada que hay que llenar
a como dé lugar,
para no morirse,
para no volarse literalmente
la tapa de los sesos.

1.2.14

Fraternidad

Y vamos acumulando difuntos,
mausoleos y flores secas,
lágrimas que dejaron sales,
surcos,
agua evaporada,
juegos que alimentaron vidas,
alegría que unió como la sangre,
fraternidad y risas infantiles,
patios que imprimieron nuestras huellas,
zapatos,
triciclos y patines,
costras y cicatrices,
tierra húmeda,
sauces y lianas,
enredaderas en nuestros cuerpos,
ríos torrentosos
que se llevaron recuerdos,
álamos que señalaron infancias,
llantos efímeros y consuelos,
una vida gozosa
en donde fuimos más hermanos.


1.12.12

Historia Compartida

Ciertamente la historia nos marcó
dejó pegado a nuestros huesos,
estrellas,
andanzas,
sueños de un mundo mejor,
en la inocencia
arriesgamos sin medir,
la piel,
los ojos,
la integridad y la calma,
seguimos caminando
directo hacia una meta,
aquella que murió
como mueren las polillas,
quemadas irremediablemente
por la fuerza del destino,
dejando mutilados los propósitos,
amigos muertos o dispersos,
desparramados a través del planeta
lejos de todo
de las íntimas raíces
sin mas arraigo
que la rabia y la terrible nostalgia.

2.11.12

Cielo y tierra






Han pasado mil soles,
espléndidas estrellas,
tantas lunas han pasado,
tú de pié esperando bajo el cielo
yo de pié esperando
desde el fondo de la tierra.

29.9.12

El silencio




¿Qué es el silencio

Si no un océano de distancia

Entre mi boca y tu boca

Tan callado que se vuelve insoportable

Y me deja frente a un acantilado

Donde un salto todo lo soluciona?


Yo no vine a callarme

Ni a dejar abandonados mis jirones

Aquellos que tu silencio me infringe

Esa especie de muerte diluida

Donde la nada es nada

Y tu voz es la ausencia

Que muerde sin pausa. 


Escasas razones 

Acepta el corazón atribulado

La herida empolla embriones

Donde tu voz no es voz

Apenas un recuerdo mustio

Un cilindro de aire

Que no salva al moribundo

Que apenas alcanza 

Para un último suspiro.



21.8.12

Punto final




Con cuarzos líquidos
despachó la pena
la rabia
el estupor
y las culpas.
Fue como un temblor inesperado
una ausencia de tibieza
una daga sigilosa
un estilete
un adiós sin esperanza
una forma de matar gentilmente
con buenos modales y costumbres
con escasos indicios o señales,
arrancar por los costados
como un ladrón inoportuno
llevando lo robado,
dispuesta la huida,
el escape sin retorno,
sin delito
tan inocente como si fuera
niño de pecho.

23.7.12

Katana de hielo




Seguramente
la soledad es una katana de hielo,
un vacío rotundo donde faltan tus ojos,
una ausencia que duele
como si hubieras muerto,
aplastado por un elefante
a los pies de la propia cruz.

Pero la letra va marcando
el camino pausado
lentamente hacia el crepúsculo,
al lugar donde nadie te espera,
solo tú y el vacío,
y acongojado como un viudo
desesperado como un ahogado,
avanzas tan triste,tan triste,
apenas sin fuerzas para seguir.

Al llegar la noche te preguntas
qué mano tocará tus sienes desoladas
qué atavíos vestirá la esperanza,
si es que existe,
si es que hay un porvenir,
acaso un ángel recoja tus despojos
y emprenda un nuevo rumbo
por dónde comenzar,
porque sin dioses ni maderos,
sin firmes fundamentos,
en medio del naufragio
la soledad pesa,
vaya que pesa más.






29.6.12

Cementerios solitarios



Hay cementerios solitarios
en donde los latidos son ausencias
un descanso de huesos apenas
una brisa sin pausa,
la quietud una estatua invisible
los pájaros un deseo
las flores marchitadas sin piedad
la muerte
ni corazones ni sangre
ni caricias ni respiros
un silencio ensordecido
una sonrisa, un anhelo,
mi madre callada
para siempre noche
y para siempre un recuerdo
una espada atravesada
el dolor una carroza
que se fue alejando
tan lenta y tan queda
como una vela que se apaga.

6.6.12

Mercado de esclavos




Arrastro mis huesos
como carreta desvencijada
por las mustias calles de Santiago,
evadiendo perros vagos
bicicletas  y sujetos angustiados
mientras cae la tarde como un anzuelo oxidado,
con olor a vida moribunda y hojas secas, 
largas filas de usuarios vadean
como serpientes las veredas,
portando lo injusto y lo inhumano
al borde de la pisadera de un bus,
más lateados y dormidos
tan inertes en sus almas,
más esclavos,
como dóciles vacunos 
a merced del sanguinario,
agotados de morir cada día
y resucitar cada mañana,
en un eterno retorno que no acaba
y que destila 
todo el hastío del mundo
y la rabia de no cortar el círculo. 

5.5.12

Antes de la muerte



Todo lo que me importa está antes de la muerte
los ojos encendidos del amor
la mano temblorosa que me toca
el libro abierto de la vida
los errores perdonables
las lentas pulsaciones de los sucesos
el hambre y las pasiones
el aire que circula
el agua que redime
las hojas del otoño
la fuerza de las cosas
el don de la palabra
la poesía que escribo
la música y el viento
la lluvia que me moja
el cántaro que contiene
el brazo que conforta
tantas lágrimas
mis muertos
mi hija tan amada
el dulzor de la papaya
la contradicción que me rige
la quietud y la calma
mis amores que dolieron
la soledad y el silencio
y en el centro de todo
la luz que me ilumina
cuando en medio de la angustia
recupero la esperanza.

6.4.12

Remolinos azules


El amor es más fuerte que el viento
la esperanza es más fuerte que el viento.
Hoy, los remolinos azules giran por ti
horadando los muros del silencio
restaurando lazos
hallando una forma de hablar
más allá de la vida
como para sentirte cerca
ahora que irremediablemente no estás.
Así sentiremos tus indelebles pasos
menos acongojados,
menos llorosos,
menos dolidos
más fuertes y sabios
ahora que no estás.

6.3.12

Por las calles de Ñuñoa






Por las calles de Ñuñoa
se arrastran seres ilusionados
a ratos decepcionados
con vitales contradicciones
angustiados por algo que no conocen,
mirando apenas los plátanos orientales
y a los ciclistas en las ciclovías,
perros vagos por allí,perros vagos más allá,
mareados por el rumor de los vehículos
pensando que tal vez Dios existe
que en el mejor de los casos
la vida puede sufrir un vuelco
y ganarse el Kino,
jugando a una vida que no es
tarareando cancioncillas populares
sintiendo pinchazos en el corazón
y suspirando a borbotones
como pequeños volcanes
en medio de semáforos y señaléticas.
Por las calles de Ñuñoa
se arrastra la tristeza
que unida a la nostalgia
conforman un perfecto maridaje
para tardes de otoño,
para viejos sentados en la plaza
viendo pasar el tiempo
como en un plasma
pero en blanco y negro
como una película de Ingrid Bergman
que está llegando a su final
esperando que alguien apriete la tecla
y se acabe la función.



10.2.12

Rosas negras










Las más elementales mentiras
decoraban como rosas negras
un diálogo tan intenso como infecundo,
el intento de comunicarse entre ambos,
la forma socavada de llegar a un destino
el que desdibujado irremediablemente se perdía.
Como dos exhaustos perros
ninguno soltaba el magro hueso
la concordia cada vez más se alejaba
quedando expuestos a un adiós
que olía a miedo inmanejable
y a  la muerte segura del amor.

10.1.12

Raíz cuadrada


La ficción se nutre de la realidad y la realidad se nutre de nuestras acciones.



Raíz cuadrada


La raíz cuadrada del amor
revela un café soñoliento
goteando en una taza sin oreja,
algo después de una noche de sexo infructuoso,
amor difícil,
áspero,
sin retorno,
precipitado hacia un final.
En la madrugada,
sigiloso,
él se desliza calle abajo,
arropado por un vacío existencial
más grande que la pena,
mientras ella queda
mirando casi ausente
la pared mortecina del dormitorio,
aquella que no le ofrece respuestas,
ni esperanzas,
solo el sabor desolado de la nada
y la triste ecuación de otro amor
que termina en cero.

5.12.11

Razones para escribir


Razones para escribir


Escribo porque tengo mano
porque tengo cerebro
porque tengo dudas
porque tengo penas
porque tengo rabias
porque me faltan respuestas
porque la vida es compleja
porque los dioses no bastan
porque la luna es redonda
porque la noche es oscura.
Escribo porque el amor es cambiante
porque no tengo remedio
porque los años desgastan
porque la flor es hermosa
porque los pájaros cantan
porque el agua se acaba
porque sufren los niños
porque la paz no alcanza
porque la lluvia refresca
porque el sol me abrasa.

Escribo porque soy humana
y porque las letras me calman.

1.11.11

Cerca del final



Cerca del final



Lentamente
se apagan las luces,
atrás quedan
los grandes propósitos
y las buenas intenciones,
sobreviven
los pequeños ademanes,
la luz opalescente
de los últimos años,
breves suspiros
algunas añoranzas
y la espada inminente
del final.

Alguien tendrá
necesariamente que sostenernos,
velar por nuestros sueños
y darnos de beber.

No hubo
acciones extraordinarias
ni destellos trascendentes,
acaso unos leves aleteos,
una pálida,
una mínima representación de vida,
en ausencia de un propósito mayor.

Todo es tan triste,
tan triste,
como triste es la vida
de un ciudadano común.

5.9.11

Bajo el mar


Mientras esperaba el sueño ayer en la noche,comencé a gestar este poema que habla de quienes se han ido antes de lo pensado.Aquí va:




Bajo el mar


Estoy solo,
disperso bajo el agua,
pasan peces ligeros
pasan algas,
¿dónde están mis amigos
alguien llama?
no distingo sus susurros
ni su calma,
estoy solo
disperso bajo el agua.

Estoy triste,
inseguro bajo el agua,
flotan restos demolidos
flotan karmas,
¿dónde están mis queridos,
quién me llama?
no distingo sus dolores ,
ni sus auras,
estoy triste
acompañado de mi alma.

26.7.11

Regreso a la oscuridad



Este poema está relacionado con aquellos que se van antes de tiempo y con escasas situaciones de vida resueltas.Se van porque no están contentos con ella.




Regreso a la oscuridad



Ciertamente una aguja no es la solución
Ni las gotas de uva
Ni la diosa blanca,
Tantas lágrimas
Tanta angustia
¿Dónde nace la raíz del miedo,
Aquella rabia antigua,
La desazón y el infierno?

Otros más morirán en las tinieblas,
Solitarios,
Con sus pobres corazones desamparados
Sin amor, sin paz
Anidando pobreza
Furia y soledad.

Más allá de sus miserias
Dejarán diamantes,
Destellos de belleza,
No para sí mismos
Sí para los demás,
Enemigos de su propio cuerpo,
De su alma y su verdad,
Esta vida tempranamente
este mundo dejarán.

No llorarán por sus vidas,
Desde hoy otros lo harán.

16.7.11

Atardecer de invierno


Atardecer de invierno


Los gatos huyen
De los tejados helados
Como la piel huye del fuego,
El invierno muestra
Sus terribles colmillos
En un atardecer de Julio,
Sollozan desnudos
Los plátanos orientales
En las calles desiertas de mi barrio.

Un violín de tristeza
Viste de gris la tarde
El cielo es un sepulcro abovedado,
Podríamos sentirnos solos
Tan solos como los solitarios.

10.6.11

Mi sombra y yo


La discordancia externa entre uno y su sombra existe,también la interna.De éso habla mi poema:



Mi sombra y yo



Miro mi sombra indiferente
En la pared descascarada,
Y como una extranjera
Arrastro los ropajes y vituallas
Que me son propios,
No reconozco a mi gemela
Que oscura y lejana como el atardecer
Ciegamente me dice adiós.

Podríamos hablar un mismo idioma
Y en el mejor de los casos
Saludarnos por cortesía,
Hacernos una señal
Jugar a las buenas vecinas
Y a través de la mirada
Reconocernos como hermanas.

Pero hay un divorcio insoslayable
Un golpe de sable que divide
Una especie de tácito acuerdo
De ser mutuamente irreconocibles,
Una indiferencia nos divide
Como si fuéramos enemigas,
Y mientras bostezan los gestos
Mi sombra y yo nos despedimos.

13.5.11

Medea



Medea es un personaje de la mitología griega.Era la hija de Eetes,rey de la Cólquida y de la ninfa Idía. Era sacerdotisa de Hécate,que algunos consideran su madre y de la que se supone que aprendió los principios de la hechicería junto con su tía, la diosa y hechicera Circe.
Medea nos plantea el tema del amor,un amor desmesurado y que conduce a la destrucción.Representa a la mujer que se rebela contra todo,fácilmente identificable y que reúne las siguientes características:malvada,bruja,hechicera y la maga.En suma es el arquetipo de la mujer transgresora que rompe todas las reglas y se niega a la sumisión,bien la asume mientras cree que con ello consigue lo que quiere.
La potencia de esta mujer fue inspiradora de grandes artistas de la plástica,de la música,de la literatura y otros.
Este poema lo escribí mientras leía su historia.Interesante.





Los caprichos mortales de Medea



Las acciones de Medea
Nunca saben a miel,
Normalmente se pasea
Por bordes amargos,
Por laderas sinuosas,
Territorios escarpados
De negras intenciones.

Envuelve a Jasón
Con un manto de pociones,
Con ungüentos sospechosos
De amor y odio,
Mientras la muerte estrepitosa
Gobierna las pasiones,
Sembrando difuntos desmembrados,
deseos de venganza y rencores.

Ninguna señal
Detiene sus acciones,
Ni límites ni órdenes
Que quiebren su horizonte,
En la calma aparente
De su graciosa estampa
Irá urdiendo ardides
En el telar de su alma.

Fuego sobre fuego
Traición sobre traición,
No quedará piedra sobre piedra
Ni puñal sin intención,
Nada puede detenerla
Ni la voz de la razón,
Ni la sangre de su sangre
Ni los hijos de Jasón.

3.5.11

Prometeo encadenado





El mito de Prometeo lo conocí por primera vez en una cátedra de Filosofía de la Universidad de Chile.Me lo dieron como un trabajo de investigación y análisis y con mis 19 años,creo que mi trabajo fue bien pobre.
Hace poco lo volví a leer y me pareció interesante al punto que escribí este poema que hoy comparto con mis lectores.




Prometeo encadenado



Alma mía, libérame
De esta cárcel de silencios
Rescátame como a un náufrago
De los designios de Zeus
La noche es un tumulto
De estrellas y lamentos
Me duelen las cadenas
Heladas del invierno
Y el viejo costado
Lacerado de mi cuerpo.

Alma mía, sálvame
De esta noche de delirios
Mis huesos me reclaman
Mis pies están fríos
El horizonte es un destino
Cargado de tormentos,
Y atado a estéril roca
Tan fría como el hielo
Resisto las batallas
En donde mueren mis desvelos.

Alma mía, reconfórtame
El fuego es un capullo
Anaranjado de relámpagos
Reconozco en el tesoro
Un trofeo y un castigo
No espero de los dioses
Ni la paz ni el olvido,
Aguardo al salvador
Que me libere del dominio
Del brazo poderoso del suplicio.

Alma mía, abrázame
La esperanza es mi coraza
Mi defensa y mi cobijo
Aguardo al aguerrido
Que me salve del martirio
Que demuela las cadenas
Las que impiden mi albedrío
Que me traiga entre la niebla
La libertad que tanto ansío
La mano salvadora de un amigo.

30.3.11

Los patios de mi infancia





Volver a la infancia es un ejercicio que nos conecta con nuestra historia personal y este poema lo escribí recordando esas vivencias. Aquí va:



Los patios de mi infancia


¿Dónde quedaron
mis sueños y las lluvias
aquellos vividos en la larga galería
y en los patios de mi infancia,
con boleros y nostalgias
heredados de mis nanas,
dónde de guarecen mis juegos
con tierra y con agua
con ramas y flores,
escondites favoritos,
con hermanos y ratones
con tristeza y con ausencias,
dónde la luz tenue
de las noches y los truenos,
de los miedos infantiles
de fantasmas y dragones,
qué fue de mis tempranas angustias
del brasero y los pañales
y de la hora del planchado
del dulce almidón saboreado
como una forma goloza de hurto
como travesura de niños gozosos,
dónde el hostigamiento a las arañas
a los alacranes y las hormigas
como juguetes improvisados
como aventura permanente,
dónde los piratas y vaqueros
la emoción contenida
los atuendos improvisados
la profunda inocencia sin malicia
sin pecados y sin culpas
sin la impronta definitiva
de la más dura realidad?

28.2.11

Bailarina celestial



Encontré entre mis escritos este poema que le escribí a mi hija cuando tenía 7 años.Es de 1987.



Bailarina celestial



Bailarina celestial
Pájaro loco,
Amor flotando,
Menudo ciervo
Regándome de besos,
La fotocopia
Semejante a mí misma,
Tu huella anclada
En el centro de mi vida,
Olvidada de mí
Para recordar que existes,
Y mi arrullo constatando
Que soy mujer
Y la madre que te ama.

11.1.11

27 de Febrero de 2010





Durante mi vida me ha correspondido sufrir 3 terremotos entre ellos el de 1960,luego el de 1985 y el ocurrido recientemente en 2010.Indudablemente uno ha podido no solo sufrirlos sino también aprender lecciones.Entre ellas destaco la de no perder la calma que ha sido algo aprendido de mi padre y replicado por mí.
Hoy lentamente Chile se reconstruye con la ayuda de todos nosotros y de naciones amigas.
A casi un año del terremoto vivido el 2010 quiero compartir un poema que me ha inspirado este suceso.Aquí va en memoria de todos los chilenos fallecidos y sus deudos.



27 de Febrero de 2010


Cayeron murallas
Cuerpos, vidas
Ilusiones
Lágrimas,
La angustia fue bandera
El agua sepultura
La tierra mortaja,
La noche fue cómplice
La luna una lámpara
Polvo
Gritos
Estupor
Y muerte amarga.

Quedaron difuntos suspendidos
Extraviados en la nada
Viudas,hijos,
Madres
Familias desconsoladas,
La tierra sin respuesta
El ojo sin mirada
El árbol fue soporte
La cima una distancia
Un alero seguro
Donde reposar la esperanza.

Cambiaron las playas
Los límites
Las coordenadas,
Las casas flotaron
Como frágiles barcazas
Las aguas dijeron
La última palabra
Ya nada fue quieto
Ni el silencio ni la calma.

10.12.10

Eterno retorno




El ejercicio de la contemplación que es más profundo que el mirar y que compromete nuestra atención,fijándola en algo preciso,indudablemente nos interpela afectivamente.Este poema surge de este ejercicio y lo comparto con quienes me leen:





Eterno retorno



Atrás dejaron sus armoniosos nidos
Atrás sus escuetas historias
Un devenir de huesos rotos
Plumas huérfanas
Cascarones desgranados
Blanquecinas deposiciones.

Seguramente emigrarán hacia nuevas geografías
Árboles amables
Anhelada tibieza
Sol perenne
Apareo y crianza
Frondosos bosques
Ramas tejidas con esmero.


Volverán los consabidos ademanes
Levantarán sus efímeros campamentos
Buscarán nuevos refugios
Cobijo y anidamiento
Paisajes vegetales
Agua fresca y cielo
Seguirán devotamente al sol
Amando su calidez perpetuamente
Rendidos a su culto para siempre.



Nuevas crías repetirán rituales ontogénicos
Memorizados a través de infinitas primaveras
Morirán en el cuidado
De húmedos vástagos empollados
Con sus picos laboriosos
Alimentarán gregarios y en bandadas
Crías demandantes
De urgentes necesidades
Sin más razón que sus instintos
Sin voluntad
Sin proyectos
Y sin conciencia.

16.11.10

Desde donde escribo



Cuando escribo la inspiración me surge desde los más diversos tópicos.Mis poemas se nutren de mis vivencias,de mis sentimientos,de mis sensaciones.Este poema habla en parte de este proceso.



Desde dónde escribo


Escribo desde las piedras desgastadas por los siglos
Desde la raíz más profunda de mis antepasados
Desde el silencio más rotundo
Desde la historia lacerada
Escribo desde la noche quieta
Desde la luna plateada
Desde el canto ceremonial del trinar de las mañanas
Desde el cielo estrellado
Que se mira sobre el agua.

Escribo desde la infancia feliz que me precede
Desde los viejos anales del recuerdo y la memoria
Desde el atrio que antecede a mi llegada y a mi sino
Desde el umbral que me guía hacia el final del camino
Escribo desde el desierto de las cosas sin sentido
Desde las grises tinieblas del pensamiento vacío
Desde las grietas profundas horadadas por el hastío.


Escribo desde mis muertos
Desde el ocaso y el estío
Desde la noche callada vestida de sigilo
Desde el cielo de la mañana
Que se refleja en el mar bravío
Desde el fuego que alimenta mis esperanzas y motivos
Desde Santiago de Chile
Desde el barrio donde vivo.

11.10.10

Química orgánica




Nuestro destino después de la vida es un tema que a los seres humanos nos ronda permanentemente por la mente.Este poema tiene que ver con esa inquietud rondando por la mía.





Química orgánica

Algún día dejaremos atrás
nuestras etéreas moléculas
aquellos silvestres polímeros
que fueron arquetipo de vida,
quedarán en improvisadas fosas
las urgentes mariposas azules
que erigimos como banderas,
los brebajes químicos cesarán
y seremos asiduos navegantes
en las aguas de un río esmeralda
de ampulosas y sugerentes curvas.


Viviremos hoy y para siempre
en suave y persistente metamorfosis,
nuevos ropajes cubrirán nuestras materias
seremos tierra, agua, o polvo cósmico
catedrales de antárticos hielos eternos
gorjeos de gaviotas o silvestres trinos
subrepticias hierbas medicinales
madera pétrea o fuego, carne sideral
escenarios estrellados y galaxias.




Nada será lo mismo,
las humanas virtudes mutarán
en violines de agua, tempestades
vientos desbocados o relámpagos,
por los cauces viajarán nuestros residuos
y dejarán esparcidas nuestras huellas,
del hombre se perderán las partículas
y los nuevos hallazgos serán otros
sin pasión, sin dolor y sin dudas
como un barco de papel que se desliza
siguiendo los designios perentorios
del dominio celestial de la madre naturaleza.

28.9.10

Alguna vez







Este poema lo dedico a amigos con los que tuve profunda pero efímera hermandad.





Alguna vez



Alguna vez
Fueron labios y besos muertos
Caricias ausentes y murallas,
Una fiera resistencia.



Un día llegó el relámpago
Y cambió los escenarios,
Arrasó con frialdad
Y trajo inexplicable guerra,
Puso hielo sobre el fuego,
Tú, de bruces implorando,
Sin una pausa en la contienda,
Solo desamor violento,
Sangre en la tibia sangre
Muelle carne devastada
A penas sin aliento,
Y el amor ¿dónde estaba?


La soledad fue una mancha
Desolada en la pared,
Profusión de lágrimas fueron ríos,
De mansedumbre, nada,
La miseria como un corvo
Develó las coordenadas
El cuerpo fue domado
Cedió en su pertinacia,
Pero el alma, suave pájaro
Viajó rumbo al exilio
Para encontrar en la paz
El perdón pero no el olvido.

7.9.10

La triste bandera del amor extraviado






Reencontrarse con poemas de amor escritos en otros momentos,guardados en cuadernos, agendas,papeles amarillentos,es una experiencia interesante que nos hace darnos cuenta de la intensidad con que uno ha vivido su vida amorosa.Hoy con la distancia que otorga el paso del tiempo uno llega a la conclusión de que era necesario vivirlo para crecer.




La triste bandera del amor extraviado



Dijéramos que eran los versos más felices
Del Cantar de los cantares, pero no,
Eran los versos hijos de la melancolía
Cuando las tormentas del amor arreciaban
Y una noche sin estrellas era el escenario
Para un diálogo infecundo y socavado.
Ni paloma tuya ni amado mío eran los nombres
Solo una lengua voraz sin argumento
Una lenta despedida para tanta muerte
Un epílogo rotundo y sin retorno
Sin lirios, sin rosas ni manzanos
Y enarbolada sobre nosotros para siempre
La triste bandera del amor extraviado.

10.8.10

Romance inmortal






Cuando leí el trágico fin de Sardanápalus el legendario rey de Asiria quien a consecuencia de una conspiración,eligió,al rendirse,arrojarse en compañía de su esclava favorita,Myrrha,a las llamas de una gigantesca hoguera,no quedé indiferente y es así como escribí este poema pero desde la perspectiva de ella y su destino irrevocable.Aquí va:





Romance inmortal de la fiel esclava Myrrha


Átame a los pies de tu cálido y ansioso corazón
úngeme con tus aguas, alivia mis dolidos cimientos
regálame la claridad en la dulce vigilia que presiento
méceme en los brazos de tu gentil silencio.

Llévame aunque sea el destino un enemigo
rescátame de las sombras calladas del olvido
sedúceme con la mansedumbre del amor sufrido
acaríciame sin miedo, sin pausa y sin respiro.

Alcánzame el elixir inminente del exilio
condúceme a la muerte como un fiel amigo
incéndiame, junto a ti no hay paz ni abrigo
ámame con las garras terribles del suplicio.

Alúmbrame con el fuego sagrado del Olimpo
enciéndeme con la lengua voraz del exterminio
acógeme paciente en el mar del temible suicidio
arrástrame mi rey, al sacrificio de morir contigo.



Mención del jurado IV CONCURSO INTERNACIONAL DE RELATOS Y POESÍAS DE TEMÁTICA MITOLÓGICA LAREVELACIÓN 2010

19.7.10

Cuando el amor





A más de alguno nos ha pasado que por amor somos capaces de jugarnos la vida, especialmente cuando no estamos equilibrados o balanceados en nuestros afectos. Probablemente se sientan identificados con mi poema o bien en desacuerdo lo cual a estas alturas de la vida me parece legítimo.





Cuando el amor




Cuando el amor nos hace temerarios
valientes, osados, kamikases
cuando podemos atravesar los muros
retar al cielo, al viento y las mareas
y matar las convenciones y los ritos
y las buenas maneras y costumbres
cuando el amor nos vuelve ciegos
sordomudos, enfermos y tozudos
revestidos de poderes especiales
y alcanzamos la gloria en nuestros actos
sin miedo, sin rabia y sin vergüenza
con la pasión prohibida y no prohibida
y con la firme convicción y la esperanza
que en el amor así como en la guerra
está casi todo claramente permitido.

15.6.10

Atuendos irrenunciables






Cuando uno asume lo que ha sido su vida es necesario hacerlo con la historia personal,con sus experiencias de vida sean buenas o malas.Cualquiera de ellas nos aportan crecimiento puesto que no solo los éxitos enseñan,también los fracasos.Éstos últimos nos permiten errar y enmendar,darnos cuenta que no somos infalibles.Este poema nos habla un poco de ello.





Atuendos irrenunciables



Un rosario de azules infortunios
una mancha violácea sobre el mantel
una estela mortecina en el aire
y precarias razones para vivir
versos amargos
y desteñidas ilusiones,
son los atuendos que me cuelgan
como la ropa tendida
en este día de lánguidas emociones.


Dirán: lo pasado, pisado,
pero no,
los vientos soplan en otras direcciones
la vida arrastra sedimentos
residuos de tristezas
y corazones desangrados.


Mientras tanto estoy aquí
con los harapos lastimosos
de mis difuntas lágrimas
mis esperanzas muertas
sobre demoliciones y susurros
huesos desvencijados
cicatrices inmutables
y un pasado pertinaz
de odiosas claudicaciones.


Y no renuncio a mis atuendos
ni a mis harapos
ni a mi mortaja
todo lo llevo pegado
como un pelaje ceñido
como una costra rotunda
en donde se anidan mis crónicas
residuos de un pasado sugerente
de esta vida edificada
sobre una loza compacta
y construida con los hallazgos
de mis persistentes memorias.

23.5.10

La poesía vivirá




La poesía ocupa una parte importante de mi vida,desde que tenía 15 años.Un largo camino he recorrido junto a ella y ha permitido que esta vida tenga más significado.Gracias a internet he podido compartirla con otros porque de lo contrario no tendría sentido escribir.








La poesía vivirá.


La poesía envuelve
De azúcar lo que toca
Eleva lo tocado
Más allá de la mirada,
La poesía cubre de ángeles
Y cubre de gloria,
Los peores paraísos,
Allá donde se esconden
Las miserias y las penas
Los errores y la niebla
La ceguera más profunda.

La poesía está
Donde están las madreselvas
Mientras vivan las madreselvas
La poesía vivirá.

La poesía florece
Como florece la vida
Urde palabras, pronombres personales
Sustantivos y poderosos verbos
Adorna las infinitas formas
Del pensamiento y el lenguaje
Acaricia la materia, la pule
Y le otorga dones
La engrandece y la potencia
Como amante silenciosa.

La poesía permanece
Donde están tus bellos ojos
Mientras vivan tus bellos ojos
La poesía vivirá.

21.4.10

Desde cero














La madurez sin duda otorga mejores herramientas para desarrollar una buena convivencia en la vida diaria.Coopera en aceptar al otro como un legítimo otro,a limar las aspiraciones de poder,a ceder,a colocarse en el lugar del otro,a aceptar nuestras debilidades,en fin,todo un camino.Este poema habla en parte de este tema.



Desde cero


Partimos desde cero,
Un largo intervalo nos precede,
Hicimos un camino paralelo
Crecimos a merced del tiempo
Buscando explicaciones,
Nada era tan simple
Sin embargo todo era simple,
Dejar que la fruta madurara
Que el vino adquiriera más cuerpo
Que el corazón fuera menos intenso
Que la historia tuviera menos sangre.
Partimos desde cero cuidando las maneras
Armando la costumbre de hablar sin sofocarnos
De a poco la paciencia fijó las coordenadas
Tuvimos el aliento, la sapiencia y la mirada
Y la quieta mansedumbre que otorga la experiencia.