3.11.16

Ladrillo quebrados

Mi infancia se construyó con algunos ladrillos quebrados.
Hay recuerdos imprecisos,
ajados,
una ciudad que no existe,
una luna flotando sobre un charco,
unos niños persiguiendo un gato ajeno.

Así transcurre el paraíso imperfecto,
el silabario de la niñez,
deletrando torpemente el paisaje,
ese de letras vivas,
dolorosos puntos y comas,
pequeñas muertes,
y agotados ademanes.

Hay lágrimas guardadas en algún lugar del universo,
por si algún día faltaran,
también un espeso follaje
donde ocultar la verguenza,
hija de la culpa,
aquella marcada por los templos,
aquella hermanada con la cruz.

19.9.16

Estrella

Anclamos una estrella en el cielo,
un farol pestañando para el futuro,
para cuando estuviéramos distantes, cada cual en su camino,
pero para no olvidarnos,
porque algo fuimos,
una sola sombra,
una sola mancha en la pared,
un solo respiro
para un adiós abrupto y lapidario,
como un hachazo,
como una muerte intempestiva,
porque hay amores así,
destinados a morir violentamente,
para nunca más volver,
para nunca más tocar
para nunca más mirar,
ni siquiera los rastrojos,
ni siquiera las migajas
de lo que alguna vez llamamos amor.

17.7.16

La vida diaria

Avanzo con los pasos necesarios
para seguir viviendo,
los rayos del sol de invierno
no me aseguran su tibieza.

Camino y los ruidos
son parte de la angustia,
los perros vecinos son sus herederos
y asustados ladran.

La vida vaga por las calles,
el aire aún nos acompaña,
tengo sed de una viga que me apañe, mientras arrastro la carga.

Hay lineas de expresión amargas,
la soledad nos mira de frente,
la búsqueda es decisión
hay ansiedad de esperanza.

Obra del pintor chileno Gonzalo Cienfuegos

18.6.16

Acordes


Escucho los acordes de la lluvia sobre el tejado;
un perro ladra una canción desesperada, el viento sopla y yo pienso en los suicidas, aquellas almas que se derrumban y se cansan, de todo se cansan en un día lluvioso de Abril, en mitad de una fría noche de 2016.



Obra de Pierre-Auguste Renoir

6.3.16

Corazón oscuro

Con el corazón oscuro
apenas luces
apenas soles,
fui por un túnel sorteando las miserias, arrastrando candados
grilletes y cadenas,
buscando amaneceres para entibiar el alma,
aguardando un mesías,
una antorcha,
una esperanza,
una forma de naufragar junto a un madero,
una lámpara mágica,
un Aladino,
un ángel,
un dios benevolente
que gentilmente rescatara,
mi corazón sumido en las tinieblas.

Obra de la artista plástica Mia Mälikä

7.2.16

Adiós definitivo

Cuando muere un pintor las paredes se tornan tristes y yo tambiėn.
Seguramente irá con sus colores camino a la eternidad y sus pinceles dejarán huellas en el cielo. Cuando muere un pintor algo hemos perdido y algo hemos ganado.

Obra del pintor chileno Santos Guerra



3.1.16

Sueño en agua

                     

No sé nadar,

pero en mis sueños soy,

una espléndida sirena,

una Esther Williams

que fluye como parte del agua,

ingrávida y aterciopelada,

como un barquito de papel,

feliz y soberana,

tan asombrada al despertar

que confundo la fantasía con la realidad.


Obra de Joaquín Sorolla