23.9.05

Mi abuelo Teodoro













Mi abuelo Teodoro


Oigo a Teodoro
Abuelo imperial
Acaso jeque o sultán
De las mil y una noches
Teodoro rumiante
A la hora de cenar
Sorbiendo pan remojado
En la hogareña sopa
Y con ausente dentadura.
Al atardecer
Cuando la nostalgia
Se adueña de la galería
Su oído esta dispuesto
Solo para La hora Palestina
En semi penumbras bebe
Una copa de Martini con limón
Y ella es su sola compañía
Lo demás es ausencia
Fruncido ceño
Reconcentrado
Para comprender los signos
El idioma de su patria.
Lejos queda su ciega hermana
Con los dedos vivos
Sobre un texto en braille
Acaso la madre
Acaso el padre
Habitan su adusto corazón
Endurecido corazón
Para no caer llorando
En brazos de Aurora
Igualmente tránsfuga
De tierra madre hispana.
Teodoro engendra hijos
Y regenta su reino
Con gestos guturales
Y silbantes maldiciones
Lee cartas ajenas
Que traslada del árabe al español
Para amigos nostálgicos
Para inmigrantes palestinos
Con lengua materna extraviada
Allí lee sentado
Para sostenerles la vida
Con palabras familiares
Venidas de tierras nazarenas
Con olor a pan ácimo
Arak del bueno
A dátiles maduros
A cordero tierno
Perfumado curry
Y verduras amargas.

Teodoro
Dios de bares
Y salones de baile
Del licor precioso de las viñas
Amante del comer silencioso
Junto a su bulliciosa familia
Empresario de la aventura
Y desconocidos parajes
Hoy eres epitafio y tumba
Loza y huesos carcomidos
Por el tiempo
Estela en la memoria
De una nieta casi abuela
Por edad y por semblante
Que derrama sus versos
A modo de homenaje
Como una forma sutil
De saldar la deuda
Con aquel que dio inicio
Al prefacio de esta novela.


Poema escrito por mi sobre mi abuelo materno llamado Teodoro Lama.

4 comentarios:

Glauca Maria dijo...

Precioso Monica.
Un abrazo.

Monica Alvarez dijo...

Glauca Maria:
Gracias por visitar mi blog y leer mi poema sobre mi abuelo.Tambien te estare visitando.
Te saluda
Monica

Anónimo dijo...

Bello, profundo y sentido poema.
Y para completarlo... la foto antigua.
Todo calza para la nostalgia del tiempo y distancia.

Mónica Alvarez dijo...

Muchas gracias!