19.12.08

Para que el árbol no muera


























Cuidar la naturaleza,es un deber y una obligación social,del presente y del futuro de los que la vivimos y de los que nos sobrevivirán.No podemos ir por la vida mirando hacia el lado,como diciendo,a quien le corresponde.Todos somos corresponsables de preservarla.Este poema lo escribí en relación a ésto.





Para que el árbol no muera




Para que el árbol no muera
Tendremos que exprimir
La última gota de rocío
De sudor
La lágrima viuda que queda
El cristal azulado de hielo eterno
Que luego deviene en río
La lluvia que cae indolente
Sobre la tierra
Que toca las raíces
Y canta una triste canción
Tañendo el aire
Como a un laúd lastimero.
Habrá que tener
Un propósito de salvataje
Una suerte de filantropía
O mecenazgo
Una suave y delicada misión
Una forma de creer
Que el árbol es sin duda
Nuestro último cilindro de oxígeno.

14 comentarios:

angela dijo...

Así es Mónica, es nuestro pulmón, nuestro oxígeno como muy bien dices... Bonito poema lleno de sensibilidad y esperanza para algo que necesitamos tanto y encima es verde como la esperanza.Un fuerte abrazo amiga y, que tengas un buen fin de semana.Angela

Alatriste dijo...

Gracias por visitarme, compañera. Espero que te gustara mi desván.
Como aprendiz de poeta que soy, disfruté mucho de tus versos y confío en que el resto de tu vida sea maravilloso.
Un beso muy grande y feliz Navidad.

Josefa dijo...

Me encanta leer tus poemas.
Mi flicitación en
El Blog de Josefa.
Un beso de Navidad

irene dijo...

Precioso poema al árbol y a la naturaleza entera.
Es triste ver como personas van destrozando todo esto, y más triste aún, que la mayoría de las veces lo hacen con mala intención.
A mí me dan verdaderas ganas de llorar, cuando veo en televisión esos maravillosos bosques que arden.
Debemos cuidar la naturaleza para cuidarnos a nosotros mismos.
Un beso, Mónica.

Cecilia dijo...

Hermosos versos que describen muy bien una situación preocupante para todos. Esto lo tiene bien en claro Wangari Maathai que plantó mas de cinco millones de árboles en su país.
Muchas felicidades para ti y los tuyos.

angela dijo...

Paso para desearte unos días estupendos al lado de tus seres queridos y que el nuevo te colme de cosas buenas y que se te cumplan tus sueños anhelados.Un fuerte Abrazo.Angela

Fernando Manero dijo...

Me uno contigo a ese canto por el árbol, por la naturaleza, por los placeres que supone disfrutar de una sombra natural cuando arrecia el sol, contemplar la copa de un árbol mecida por el viento, oler sus hojas, abrazar su tronco. Un fuerte abrazo, acompañado de los mejores deseos navideños, desde Valladolid.

mi despertar dijo...

te traigo champagne frio para que deisfrutes con tus amigos. Lo mejor del mundo para VOS

mentecato dijo...

Buen escrito. Y felicidades.

fgiucich dijo...

Paso a dejarte un abrazo y desearte muchas felicidades.

Amaru dijo...

Se nos olvida siempre a dónde pertenecemos, pero nos encanta buscarnos otras identidades.

Somos parte de algo más grande.

Estrella del mar dijo...

albanzas a varios arboles

CON ALAS

Tenían alas
transparentes y delicadas.
Querían volar…
El sol del verano
abrió las cavernas
que las encerraban.
Y volaron…
y cayeron…
En los brazos
de la tierra
se hincharon,
sus alas perdieron.
Sus genes
un cielo guardaban
para prenderse
en las ramas,
como bellos
pompones celestes.


*

Al paraíso

Como muros verdes
custodiando los caminos polvorientos
te llenabas de perfumados azules
cuando el calor despertaba
y el aroma inundaba
el primer piar de las aves.
Un rosario podías hacer
con las pardas bolitas
que después te adornaban.
Hace cientos de años
a la pampa sin árboles
tu simiente adaptaron,
pájaros y viento
después te sembraron.
Quebradizo tu tronco
dio huecos profundos
guanida de animales.
Aplacaste en el viajero
el ardor del verano.
Mis ojos ven
como lágrimas derramadas
tus hojas , tus ramas
que ya no resisten
al puñal del progreso
festoneado con líquidos
que te están matando:
altar de los pájaros.

*

Árbol

Si un árbol muere por estar sediento,
sin que lo talen, al viento arroja,
suspiros quejosos desde los huecos
de su tronco añoso.
No habrá más nidos, ni quien en su sombra
busque refugio.
No brillarán las telarañas,
y los trinos estarán a ausentes.
Su alma vagará
junto a las semillas,
que lejos
que se harán nuevos árboles.

**


Acordes cromáticos

Brillan, desde lejos,
abanicos que el viento despliega,
gozo delicado admirar tus hojas.
Plateado u opaco color alternan
meciéndose en el aire.
Sutil sinfonía,
de acordes cromáticos,
enjoya parques y jardines.
Plateadas hojas retienen
el polvo atmosférico.
¡ Populus Alba Nivea,
la finura de tu madera,
suma tu estética con la utilidad !


un fuerte abrazo

Myr dijo...

Que la primavera siempre este presente en nuestros corazones!

Bello poema y bella tu forma de sentir.


Besos

ángel dijo...

Un gusto haber recalado entre las ramas de estr árbol de madura poesía que agradezco leer.


Saludos...