9.1.10

La tarde está hilando su tristeza






Uno de los tantos testimonios de aquellos amores que no llegaron a buen puerto y que quedan guardados en el corazón y en la poesía.




La tarde está hilando su tristeza



Escucho los latidos atropellados
Que se debaten en mi viejo corazón
La tarde está hilando su tristeza
Mientras aguardo silenciosa
La leona que amamanta soledades.

Todo ha pasado tal vez sin darme cuenta
Nada fue premeditado, solo fortuito
Ni el adiós pegado a nuestros cuerpos
Ni la tarde poblada de reproches
Ni la búsqueda infructuosa de una tregua
Para luego marcharnos sin retorno.

La vida nos brindó un pan amargo
Ya nada fue inocente o fue sencillo
Caímos en medio de un silencio
Más profundo, más hondo y sin consuelo.

Desde entonces las hojas del otoño
Me recuerdan los días de infortunio
Cuando echábamos raíces implorantes
Y nuestro adiós se hacía inevitable.

Me despido, por hoy yo me despido
De un amor que no fue y se fue al olvido
Nunca más seré la que te amaba
Ni tú el que decía que me amaba.

7 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola:

Qué bonito, Mónica, cuánto romanticismo lleno de nostalgia expresas en tu bello poema.

He vuelto a mi adolescencia el alas de tus versos.

Abrazos.

Josefa dijo...

Precioso poema que expresa muy bien cuando un amor se rompe.
Un beso de todo corazón.

fgiucich dijo...

Cuántos versos se pueden escribir recordando aquellos amores que pasaron como un canto de primavera y terminaron como las hojas del otoño. Hermoso y triste. Abrazos.

AleMamá dijo...

Hermoso, Mónica, muy lindo. Me gustó mucho y, aunque para escribirlo te te haya dolido al menos quedó descrito en forma poética que es un poco como la inmortalidad.
Saludos cariñosos

Metamorfosis Adolescente ♥ dijo...

Llore... es uno de los poemas mas hermosos que te he visto.

Felicitaciones!

Josefa dijo...

...Me despido, por hoy yo me despido
De un amor que no fue y se fue al olvido
Nunca más seré la que te amaba
Ni tú el que decía que me amaba...
Me quedo con este verso.
Un beso con todo mi cariño

Fausto Estevez dijo...

las musas encendidas
y la experiencia acumulada
son elementos que riman
en su ser poeta dama

la hermosura con que cuenta
este poema sentimental
es la expresión perfecta
de alguien que supo amar

felicidades de corazón
que las musas se sigan enciendo
para que tengas otra razon
para que sigas escribiendo.