16.11.10

Desde donde escribo



Cuando escribo la inspiración me surge desde los más diversos tópicos.Mis poemas se nutren de mis vivencias,de mis sentimientos,de mis sensaciones.Este poema habla en parte de este proceso.



Desde dónde escribo


Escribo desde las piedras desgastadas por los siglos
Desde la raíz más profunda de mis antepasados
Desde el silencio más rotundo
Desde la historia lacerada
Escribo desde la noche quieta
Desde la luna plateada
Desde el canto ceremonial del trinar de las mañanas
Desde el cielo estrellado
Que se mira sobre el agua.

Escribo desde la infancia feliz que me precede
Desde los viejos anales del recuerdo y la memoria
Desde el atrio que antecede a mi llegada y a mi sino
Desde el umbral que me guía hacia el final del camino
Escribo desde el desierto de las cosas sin sentido
Desde las grises tinieblas del pensamiento vacío
Desde las grietas profundas horadadas por el hastío.


Escribo desde mis muertos
Desde el ocaso y el estío
Desde la noche callada vestida de sigilo
Desde el cielo de la mañana
Que se refleja en el mar bravío
Desde el fuego que alimenta mis esperanzas y motivos
Desde Santiago de Chile
Desde el barrio donde vivo.

7 comentarios:

AleMamá dijo...

Para alguien sensible, todo puede ser poema.

Saludos

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Bellísima declaración de creación poética. Así es, escribimos desde lo que somos, desde lo que nos hace vibrar, de lo que sentimos, de todo lo que captan nuestros sentidos y nos rodea.

Besos

Galeote dijo...

Mónica, siempre hay algo que recordar y que pensar, del pasado y del presente, de nuestras raices y sobre todo de nuestras vivencias. Lo importante es poder escribir y sumergirte en ese paraiso, que uno crea y que nadie podrá suplantar.

Un abrazo Juan.

Maria Paula Villanueva dijo...

Escribo desde la admiración que me despiertan tus palabras... también desde mi historia y mis ganas de volver a mi tierra.
Te sigo, Mónica, en tus dos Blogs. El otro también me encantó!!!!!!!!!

fgiucich dijo...

Escritos desde el fondo del alma. Abrazos.

FÉLIX LOBOS dijo...

Bello escrito... yo he estado planteándome lo mismo, desde dónde escribo... te dejo un saludo, nos leemos.


Salud...

Tesa dijo...

Hola, Mónica, gracias por tus palabras de cariño en mi blog. Mi problema es la falta de tiempo y el blog se come mucho del que dispongo, pero seguro que iré y vendré, porque este contacto humano a travñes de la red me ha dado mucho.

Escribimos y creamos desde todos los rincones de nuestro ser, desde la añoranza y la felicidad, desde el dolor y las ausencias... A mí me gusta mucho como lo haces tú.

Cuando ando un poco "desanimada" hago una lista de todas las cosas buenas que tengo y de los momentos de felicidad que he vivido y nunca la hago de lo que me falta o me gustaría tener.

Eso y mirar a los que sufren por hambre, enfermedad, injusticia... Con lo que mis pequeños dramas se empiezan a desvanecer por comparación.


Mímate mucho, Mónica. Un abrazo desde Barcelona, Espña, y espero que lo pases bien estas fiestas.