31.8.14

La duda

Yo no sé si alguna vez me amó
pero sentí la inquisición en su mirada,
como pidiendo permiso,
como indagando una señal,
pero fui una pétrea amortajada
una esfinge sin respuesta,
por temor armé atalayas,
tomé distancias
y me fui deslizando
con mis miedos hacia afuera,
como tímida novicia,
con mi máscara de indiferencia,
lejana, casi ausente,
mintiéndole a mi joven corazón,
cerrando las puertas a ese algo,
a ese algo parecido al amor.


Pintura de Gonzalo Cienfuegos, chileno.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me compartió certeramente un movimiento de sensibilidades. Gracias por compartir.