29.5.15

Mundo

A veces el mundo se reduce
a una ventana cuadrada,
o rectangular,
a un paisaje sucio,
sin aliento,
a una bandada de pájaros
que danzan al unísono,
a un devenir de árboles
que se mecen con tristeza,
hojas moribundas,
silencios interrumpidos
por un rumor de autos,
sirenas y bocinas,
algo así como una nada
que no conduce a nada,
solo a un vacío insostenible.

4 comentarios:

Tesa Medina dijo...

A veces por esa ventana se cuela un cielo espectacular. Un pájaro se posa en la baranda del balcón y me mira con curiosidad.

Las cortinas se mecen como bailarinas y el tintineo de un móvil de conchas marinas me trae nostalgia de mar.

A veces el mundo es oscuro y otras hermoso.

Me llegan al alma tus versos.

Muchos besos, poeta.

Brisa dijo...

El mundo es como tú lo ves...

Lo bonito es que esa especie de sistema fractal puede contenerlo en un espacio pequeño que logra hacerlo infinito, como tus versos de infinita belleza.

Un abrazo.

Mónica Alvarez dijo...

Gracias por leer mi poesía.
Saludos desde Ñuñoa, Chile

Mónica Alvarez dijo...

Gracias a quienes leen mi poesía.