1.6.07

Hijos de Adán y Eva













La vida nos entrega periodos de amor y desamor, de encuentros y rupturas amorosas. Este poema lo escribi en la decada de los ochenta y tiene que ver con eso. Aqui va:




Hijos de Adán y Eva



Nacidos en lecho de paja
Colchón, otoño o primavera
Hechos a imagen de Adán y Eva
Perdimos el paraíso
Y el hábito de amarnos hasta la muerte.
Hoy cada uno por su lado
Estamos orillando la nada
Porque la vida sin amor
Es nada
La vida sin perdón
Es nada
Y no descubro nada
Para borrar tanta nada.

5 comentarios:

Perséfone dijo...

He seguido tu huella para agradecer tu visita a mis tierras.

Es grato leer poesía y muy grato leerte.

Seas bienvenida en mi espacio.

Monica Alvarez dijo...

Gracias tambien por visitarme. Estaremos en comunicacion.
Un abrazo.

Alemama dijo...

Me dió gusto que una nueva amiga apareciera en mi horizonte Despejado y Cálido....

Éste poema, Mónica me ha encantado, y conste que soy bien crítica. Me gustó el tema y el modo de decirlo.

Un abrazo, nos leemos.

Marina dijo...

Hola Monica, me encanto tu poema y tus escritos, vives una vida inspirada y eso es bueno, porque nos esperanza en un porvenir...
En cuanto a tu poema, tan fácil es amarse y tan dificil lo hacemos..

Heredero de los Sueños dijo...

...Intuyo, que tienes -de un todo- para llenar la nada.

¡que gran verdad esta!: "Perdimos el paraíso
Y el hábito de amarnos hasta la muerte". Triste y gran verdad...

¿Se podra lagún día?

HdQ