1.4.10

Plaza Ñuñoa









Poema basado en historias de la vida real.La Plaza Ñuñoa casi forma parte de mi ADN.


Plaza Ñuñoa


Si hubiese sabido
Que tus besos me atraparían en la plaza
Para nunca más dejarme,
Bajo los árboles añosos
En los escaños próximos
A la casa del edil,
Hubiera arrancado
Para no quedar pegada,
Atrapada entre tus brazos,
En una cárcel de amor,
Dispuesta al sacrificio
Como cordero de Dios
Comulgando en la Parroquia,
Aquella en donde nunca me casé
Con un vestido blanco
Con un coro angelical
Ni con la prédica del párroco.
Si hubiese sabido que tus besos
Me atraparían en la plaza
Para nunca más dejarme,
Esos besos de ladrón amedrentado,
Tal vez de un primerizo,
Sin loros argentinos ni casitas,
Donde imperan las palomas,
Yo paloma, ingenua palomita
Hubiera arrancado
De tus férreos brazos.

11 comentarios:

fgiucich dijo...

Un bello recuerdo en rítmo de poema. Abrazos y Felicies Pascuas.

Monica Alvarez dijo...

Fui 26 años Educadora de párvulos en un colegio particular y un ex-alumno me escribió lo siguiente y que tiene que ver con el tema:

"Con gusto he recibido la foto de 1975 en que soy parte, enviada por Renzo, y me ha sorprendido de que sea usted quien guarde esta foto, realmente es increíble que este medio tan frío haya despertado emociones y reencuetros con mis amigos de esa época, he visto como hemos crecido y como la escencia ha quedado. Quizá le sorprenda que recuerde lo siguiente pero siempre estuve muy agradecido con usted por el cariño que puso cuando me ayudó con algunos accidentes al no poder alcanzar el baño, vi como muy a su pesar perdió su bolígrafo que cayó por accidente a la taza del baño.
Nunca pude agradecerle todas las atenciones, pues hoy somos hombres, muchos de negocios, seguros de sí mismos, pero olvidamos lo niño e indefensos que éramos y que gracias a gente como usted pudimos crecer sin grandes trancas.

Miss Mónica, reciba el mayor de los abrazos y mi agradecimiento por haberme cuidado cuando pequeño que con miedo me iniciaba en el colegio.

Hoy veo a mis dos hijos crecer con fuerza y estímulo, eso gracias a los valores recibidos desde aquella época que olvidamos a menudo haber vivido.

Siempre suyo


Los niños se dan cuenta de todo como puedes ver.Este alumno hoy tiene 40 años.

Saludos desde Ñuñoa

Josefa dijo...

El "oficio" de Maestro o maestra es para mí digno de todos los honores.
Te felicito por ese alumno que aun te recuerda con cariño.
Preciosa poesía.
¿ Has visto el concurso que ha combocado Felix en el blog las historias de mis abuelos?
Te animo a participar contandonos alguna historia.
Un beso.

Marta Salazar dijo...

muy lindo tu blog, felicitaciones y gracias!

Gustavo Figueroa V. dijo...

El amor llega y, muchas veces, tenemos un miedo extraño a vivir esa experiencia y queremos escapar; pero, qué lindo es el amor cuando se vive plenamente, sin avasallamientos, con libertad, con detalles, haciendo que este bello sentimiento crezca cada día más.
Muy bello tu poema!!!

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Aunque supiéremos de la distancia y la ausencia deliberada o no, no podríamos liberarnos de esos besos y esos férreos brazos.

Felicidades por el bellísimo homenaje que te hace tu ex-alumno, en él deja constancia de tu buen corazón y tu gran vocación de educadora.

Besos
Teresa

Alma Mateos Taborda dijo...

Qué alegría haberte descubierto. Me he encontrado con un hermoso espacio lleno de luz y talento. Este poema es magistral y sublime. Te aplaudo de pie. Felicitaciones!. Te sigo. Un abrazo grande.

Robin dijo...

Como destellos incontrolados pasa a veces por nuestra mente el rastro de los pasos andados, y es por eso que somos capaces de plasmar un poema como el tuyo, donde se aúnan recuerdos tamizados por esa utilidad que son los años vividos e inventariados.
Siempre es un placer leerte, pero además consigues que por unos momentos pueda compartir tu rico universo.
Besos.

Tesa dijo...

Hola, Mónica, me alegra volver a leerte y saber que estás bien. Seguí con atención lo ocurrido en tu país y te recordé.

El amor que damos, vuelve de algún modo, como éste de ese alumno que te recuerda con tanto cariño.

Hay profesores que nos dejan huella para siempre, como tú.

A veces nos quedamos atrapados en la nostalgia de amores que perdimos y otras olvidamos dónde empezó a desvanecerse ese otro amor que creímos inmortal.

Me pasee entre tus hermosos versos y fue de nuevo un placer.

Muchos besos,

Nicole dijo...

Hola Mónica! Me gustó tu blog, recién lo he conocido. Yo participo del blog SoloMayores.net quería contactarme contigo, pero como no veo tu mail, te dejo un comentario. Por favor, me podrías escribir a narguedas@infoelder.com. Muchas gracias! Un abrazo, Nicole

RECOMENZAR dijo...

Me gusta el sabor de tus letras cuando se arriman bailando entre ellas