28.9.10

Alguna vez







Este poema lo dedico a amigos con los que tuve profunda pero efímera hermandad.





Alguna vez



Alguna vez
Fueron labios y besos muertos
Caricias ausentes y murallas,
Una fiera resistencia.



Un día llegó el relámpago
Y cambió los escenarios,
Arrasó con frialdad
Y trajo inexplicable guerra,
Puso hielo sobre el fuego,
Tú, de bruces implorando,
Sin una pausa en la contienda,
Solo desamor violento,
Sangre en la tibia sangre
Muelle carne devastada
A penas sin aliento,
Y el amor ¿dónde estaba?


La soledad fue una mancha
Desolada en la pared,
Profusión de lágrimas fueron ríos,
De mansedumbre, nada,
La miseria como un corvo
Develó las coordenadas
El cuerpo fue domado
Cedió en su pertinacia,
Pero el alma, suave pájaro
Viajó rumbo al exilio
Para encontrar en la paz
El perdón pero no el olvido.

5 comentarios:

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Estimada Monica: Es un poema hondamente sentido, con resonancias a amistad traicionada. Gracias, por visitarme en este mar de palabras, que navegamos sin rumbo fijo.
Un abrazo fraterno de amistad

Miguel Rebekha dijo...

Vaya sorpresa esta página, Saludos.


Miguel Rebekha

Paloma Corrales dijo...

Llevo un rato disfrutando de tus poemas. Me gustan. Gracias por dejar la huella que me permitió llegar.

Un beso, Mónica.

Mistral dijo...

Mónica, un poema que sobrevuela por encima de muchas cosas.

Saludos

fgiucich dijo...

Cuánto dolor en estos versos que exploran el exilio de aquello que fue, en otro tiempo, una estrella muy brillante. Un poema que emociona. Abrazos.